NOTICIAS

Inversión privada en salud crece con fuerza desde 2016

Agradecemos al Diario de Cuyo la nota publicada destacando uno de los efectos más importantes del Programa de Créditos Sectoriales – FONDEFIN, en la inversión privada en el sector salud.

La salud, entre los sectores privados que crecieron con fuerza desde 2016

La inversión en medicina privada goza de buena salud en San Juan. Desde el 2016 a la fecha, las clínicas y sanatorios sanjuaninos encabezan una inédita ola de inversiones en la provincia que están apuntando a ampliar sus instalaciones, incrementar el número de camas, brindar más servicios, incorporar tecnología de última generación y producir al menos un 30% más de empleo, según cálculos del sector. Sólo al mirar los créditos sectoriales que otorgó el Gobierno a tasa subsidiada -que se calcula que financian el 70% del total de las inversiones en salud- se advierte que está entre los sectores privados que más crecieron en los últimos tres años, detrás de la industria y minería (ver infografía). Este Fondo de Financiamiento de Inversiones Productivas -Fondefin- que ejecuta la Agencia San Juan de Desarrollo de Inversiones (ASJDI) otorgó desde el 2016 hasta ahora $64,3 millones en créditos a 27 centros de salud para financiar proyectos de inversión en infraestructura y adquirir bienes de capital. Al estimar las contrapartes de inversiones propias, por fuera de esta línea, se puede inferir que las inversiones globales alcanzan al menos los $100 millones en dicho lapso.

Entre las razones de este crecimiento, algunos de los inversores consultados (ver las historias) señalan el crecimiento lógico de la demanda y de la expectativa de vida, la estabilidad económica provincial que permite contar un número interesante de empleados con cobertura social, la mejora del servicio de salud publica que “tira” al sector privado a buscar mejoras. En el sector médico se estima que lo que ha generado la parte privada en 3 años triplica lo que hace la parte pública. También se menciona que impacta una nueva generación de médicos que se especializaron afuera del país y que regresan con la idea de implementar nuevos servicios y tecnologías. Pero un motivo clave que se resalta además es la irrupción por primera vez en San Juan de créditos subsidiados por el Gobierno destinados a empresas de salud privadas, algo impensado en el pasado. “Por eso este rubro está teniendo en San Juan un crecimiento único en el país. Es un modelo de este gobierno distinto a otras provincias donde la visión es que la salud es sólo pública”, opina Walter Stoermann, director de la clínica El Castaño. Fabian Ejarque, titular de la ASJDI, aseguró que la provincia es pionera en el diseño de esta herramienta de financiamiento innovadora.

  • Más demanda y créditos

El Sanatorio Argentino invirtió una suma millonaria para ampliar en 1.000 metros nuevos de construcción y remodelar otros 400 metros existentes, respondiendo a un aumento de la demanda, de la mano del crecimiento demográfico; pero para lograrlo fue clave la posibilidad de tomar créditos blandos del gobierno. Así lo asegura su director, Alberto Buteler. “La demanda ha ido en aumento, y eso ha requerido inversiones que son sumamente costosas, pero hemos tenido la posibilidad de tomar algunos préstamos oficiales para poder acompañar”, dijo Buteler. La expansión de este sanatorio desde el 2016 es notoria: abrieron nuevos servicios con un hospital de día, adicionando 2 quirófanos para cirugías ambulatorias, 5 boxes de recuperación y 2 habitaciones suite. También se creó un centro de fertilidad y reproducción asistida, 10 consultorios de diferentes especialidades médicas y se adquirieron 2 ecógrafos Gineco-obstétricos de última generación. Por último se implementó un sistema informático de salud, con historia clínica digital y se construyó un Data Center. Buteler señala que se crearon en forma directa 75 puestos de trabajo en relación de dependencia desde mayo de 2016 a la fecha y otros 45 en forma indirecta a través de la contratación de nuevos profesionales.

  • Un salto de calidad

Sofía Nievas, directora de Fundación Cencor y presidente de la Sociedad Argentina de Cardiología, filial San Juan, sostiene que la nueva ola inversora está impulsada, entre otros motivos, por la irrupción de una camada nueva de profesionales especializados en el exterior, que de regreso quieren implementar tecnologías y nuevas ideas en San Juan. “Cuando llegué noté que había poco servicio y mucho por hacer. No es posible que muchos pacientes quieran derivarse a Buenos Aires porque consideran que acá la salud es mala. Se debe desarrollar una atención de mayor complejidad para evitar que un paciente y su familia deban mudarse dos meses a la capital para alguna intervención. Nos hemos visto en el desafío de dar servicios de calidad, con buenos equipos, y eso es lo que está pasando; se ha empezado a generar lo que no había”, opinó. La clínica se mudó al edificio del ex Sanatorio Sarmiento y a partir de julio, tras una fuerte inversión, prestará servicios con un nuevo quirófano y terapia intensiva completa y con equipamiento de última tecnología que está ingresando al país. Habrá cirugía cardiovascular mínimamente invasiva, 16 especialidades, área de capacitación y recursos humanos, gestión en calidad de sistemas de salud y nueva terapia intensiva “humanizada” con contención al familiar.

  • Invertir pese a la crisis

Walter Stoermann, el director de El Castaño, admite que en la situación económica actual parece “un contrasentido que las instituciones médicas de la provincia podamos estar creciendo en infraestructura”. Asegura que responde no sólo a razones lógicas del mercado y que los pacientes cada vez necesitan mayores niveles de atención porque además viven más años. Dice que también es porque es uno de los pocos que brinda un servicio las 24 horas. Pero destaca como tercer factor que el gobierno entendió que había que dar un apoyo al sector privado de la salud y le permitió acceder a tasas subsidiadas para poder realizar las inversiones. “Las instituciones médicas de excelencia es imposible que hubiéramos podido crecer sin ese plan de financiamiento”, asevera.

Con una inversión que supera los 40 millones de pesos, en ese sanatorio se han construido 1.200 metros cuadrados más respecto a los 1.680 metros iniciales y se ha incrementado en los últimos dos años un 30% las fuentes de trabajo. Además se incorporó mucha tecnología nueva, un tomógrafo de última generación, camas de seguridad, monitoreo de signos vitales, instrumental quirúrgico y sala de transplantes renales y lo último en prácticas de electrofisiología, entre otros.

  • Un nicho interesante

Entre las inversiones propias, que no recurrieron a créditos subsidiados, y que abrirán nuevos servicios a partir de julio, está Sanatorio San Juan, que funcionará bajo la dirección de Gustavo Paoletti. Si bien este edificio ocupará la infraestructura que dejó la anterior clínica Virgen de Lourdes, la nueva gestión hizo una gran inversión en mejoras, arreglos e incorporación de tecnología de última generación. Tendrá 13 camas de internación, 2 quirófanos de alta complejidad, un consultorio de guardia, otro de emergencia y varios de diferentes especialidades y planea sumar pronto un área de atención crítica. Se calcula que incorporará casi 40 nuevos puestos de trabajo en relación directa.

El chubutense Paoletti asegura que desde el año 2000 en que llegó a San Juan nunca vio la actual expansión inversora en el área de la medicina. “Se ve un aumento notorio, ha mejorado mucho. Creo que aquí hay una diversificación económica muy diferente a lo que pasa en Nación, hay más empleados con obra social, con cobertura; y eso hace que las empresas de salud veamos un nicho de producción interesante”, opinó. Agregó que la mejora del sistema de salud pública también hace que “tire” al sector privado, que intenta emular o superar esa calidad.

Fuente: Diario de Cuyo

https://www.diariodecuyo.com.ar/economia/La-salud-entre-los-sectores-privados-que-crecieron-con-fuerza-desde-2016-20190609-0009.html

09.06.2019