NOTICIAS

Nuevo fideicomiso minero

Las autoridades mineras de la Provincia de San Juan aprobaron la actualización del Informe de Impacto Ambiental de la mina Veladero, operada por Minera Andina del Sol, autorizando así la construcción de la Fase 6 de la mina para ampliar el Valle de Lixiviación. Este aval ambiental abre la posibilidad de crear un fideicomiso minero a partir de la producción de dicha Fase y la compañía pagará el 1,5% de las ventas desde mediados del 2020.

La Declaración de Impacto Ambiental (DIA) también incluye la Fase 7, de un total de nueve que tendrá la primera mina de oro que se puso en producción en la provincia. Con la ampliación de la infraestructura se espera que la vida útil del emprendimiento se extienda hasta el año 2024 aproximadamente.

Marcelo Álvarez, director Ejecutivo de Minera Andina del Sol, considera que “de esa forma se podrá generar otro tipo de desarrollo. Porque el destino del dinero es para obras que transforman la realidad de la gente”. Esta obra civil que permitirá aumentar el nivel de producción de Veladero demandará cerca de 500 trabajadores.

En julio de 2011, el Gobierno provincial y la empresa Minera Argentina Gold S.A firmaron el acta compromiso para la creación del Fideicomiso Argenta. Fue el primero asumido por Barrick Gold por su mina Veladero tratándose del yacimiento satélite Argenta que tenía unas 120 mil onzas de oro equivalente.

En aquel momento, la mina Veladero no aportaba a un fondo especial porque cuando comenzó la producción, en el año 2005, no existía aún la herramienta legal que creó los fideicomisos. Por el Fideicomiso Argenta, la empresa pagó casi US$ 6 millones. Actualmente, ya no hay minado en ese Rajo.

De todas formas, la minera canadiense Barrick Gold, también había generado la creación de dos fideicomisos más, uno fue por Lama Pascua que estableció un monto fijo de US$ 67,5 millones porque el Proyecto aún no está en producción, y otro por la Reserva de Biósfera San Guillermo de US$ 2,5 millones.

El primer fideicomiso se firmó en el 2009 entre Gualcamayo y Minas Argentinas. En los dos primeros años depositó el 1 % de su producción bruta. El segundo fue por la mina Casposo que se firmó en 2011 por el cual aporta el 1% del valor de facturación bruta total por la venta de los metales producidos durante los dos primeros años de producción comercial y, a partir del tercer año, y hasta el cierre de la mina, el 1,5%.

Es la política gubernamental de que las empresas mineras destinen el 1,5% de las ventas ya sea con los nuevos proyectos o con cambios sustanciales en los existentes.

Fuente: Cámara Minera de San Juan

26.12.2018