TRIPLE IMPACTO

TRIPLE IMPACTO

¿Qué es el triple impacto?

El Triple Impacto o Cultura B es un movimiento global que se propone redefinir el sentido del éxito en la economía, con el propósito de crear un ecosistema de negocios que sea sustentable económica, ambiental y socialmente.

En este sentido, y en concordancia con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas, reconoce como premisa que la creación de riqueza debe contemplar las necesidades del presente sin comprometer los recursos y oportunidades para el crecimiento y desarrollo de las generaciones futuras.

Se trata, entonces, de un nuevo modelo de negocio incluyente que integra y concilia el lucro económico, el desarrollo social y la protección del medio ambiente entre sus objetivos, propósito y misión.

Su concreción empírica requiere de un Estado comprometido en generar condiciones financieras, técnicas, fiscales, educativas y culturales destinadas a la difusión de la cultura B; como así también a apoyar a las empresas que apuesten por el camino de la sustentabilidad.

Estas últimas incluyen en su objeto social, además de la actividad propia con su core de negocio específico, la generación de un impacto social y ambiental determinado, con repercusiones concretas en su forma de gobierno y administración, en la gestión de sus recursos humanos, en su relación con clientes y proveedores, en su vinculación con la comunidad, en su accionar sobre el medio ambiente y que han desarrollado la valentía y decisión de aprender a medir de impacto.

Una multiplicidad de organismos e instituciones a nivel mundial están trabajando en esta línea entre ellas Naciones Unidas, Best for the World, B Corporation y Benefit Corporation. En la región, Colombia, Chile, Ecuador, Paraguay y Brasil han tomado importantes iniciativas al respecto. Además, algunas ciudades de Sudamérica como Santiago, Rio de Janeiro y Mendoza definieron al Triple Impacto como políticas de Estado. En Latinoamérica 2670 empresas ya están comprometidas con la medición de su impacto. A nivel nacional, Argentina trabaja en un proyecto de Ley que reconocería las Sociedades BIC y ya 101 empresas lograron certificarse como Empresa B.